"Algo queda" por Ana Lórenz

Pues no hay mejor manera de retomar este blog que publicando algunos momentos del rodaje del cortometraje que una buena amiga ha realizado. Aquí os lo dejo…

Anuncios

Der Untergang – Las últimas horas de Adolft Hitler

Quería hablaros, o mejor dicho compartir mi opinión, acerca de la película “Der Untergang” que aquí en Brasil ha sido traducida por “A queda: as últimas horas de Hitler” y que hoy he podido ver en versión original subtitulada (al portugués, claro). Como el título dice trata sobre las últimas horas (aunque realmente son los últimos días) de Adolf Hitler cuando el ejército ruso ya está entrando en Berlín y el Tercer Reich se está desmoronando (finales de abril de 1945).

Lo interesante de esta película es que ha salido a raíz de las informaciones que la secretaria personal de Hitler, Traudl Junge, contó no hace muchos años acerca de cómo fueron esos últimos días/horas en el búnker de la Cancillería. Desde que fuera seleccionada como secretaria del führer, Traudl estuvo siempre pegada al dictador y fue la encargada de escribir su testamento político horas antes de que se suicidara ingiriendo cianuro y disparándose en ese mismo momento en la cabeza (para que no hubiera margen de duda de que iba a fallecer… aunque lo podría haber hecho 10 años antes y ahorrar bastante disgustos).

En fin, que si alguno tiene la posibilidad de ver la película es muy recomendable, al menos a mi me ha gustado bastante.

a-queda-ultimas-horas-hitler

‘Transformers’ transforma Egipto y Jordania

Ayer fui junto con un compañero del curro a ver la película “Transformers, a vingança dos derrotados” dado que es de esas películas que a las mujeres no les gustan y tienes que encontrar compañía masculina para ir a verla 🙂

En general, sabiendo que hablamos de una película de objetos que se transforman en robots y atacan/defienden a los seres humanos, no está mal… dentro de lo que cabe. Eso sí, levanto el brazo y grito con todas mis fuerzas aquello de ¡¡que le compren un atlas y le instalen el Google Earth al guionista, por dios!!

El ser humano guionista se empeñó en que debían aparecer las pirámides de la meseta de Gizah, cosa que me parece estupendo y maravilloso, pero claro le molaban más en medio del desierto y sin una ciudad grande al lado… ¡¡y el mamón va y se pule El Cairo, con sus casi 18 millones de habitantes!! Pero, no contento con esta osadía, debió levantarse con ganas de ver agua y como el Nilo no le parecio suficientemente grande ¡¡va y planta el mar a escasos metros de las pirámides!! Y como todo el mundo sabe que Petra (Jordania) está al ladito de las pirámides… hace que los protagonistas viajen de Petra a Gizah ¡¡casi como si fuera un paseo de Valencia a la Albufera!! hasta tal punto que hasta se plantea la posibilidad de que sean “helicopteros jordanos” los que acudan a la llamada de auxilio hasta Gizah.

Por dios bendito, San José, la virgen y los pastorcillos, ¿cómo han podido dejar al ser humano guionista y al ser humano director que cometan semejante atropello? Yo sinceramente creo que a veces en el cine se toman demasiadas libertades de cambiar cosas y este es un claro ejemplo de ello.

Transformers Revenge of the Fallen (2009) Directed by: Michael Bay.

Postdata: Te quiero

No, no me he vuelto loco. Al menos eso creo y lo pongo en duda. La cuestión es que hoy he visto la película “Postdata: Te quiero” y quería hacer algún comentario acerca de ella. La verdad es que en los últimos posts da la sensación que este blog se está convirtiendo en una especie de Polvo de estrellas, aquel famoso programa de radio de Carlos Pumares en sus tiempos de Antena 3 Radio. Pero no os engañéis, apenas os cuento qué me ha gustado y qué no me ha gustado.

Y la película de hoy la voy a catalogar como “me ha gustado”. Una linda historia de necroamor… hmm… bueno, quizás no pueda utilizarse exactamente esta palabra pues no hay enamoramiento post mortem, pero … ¿a que me habéis entendido? (creo que no). Un auténtico pastelón de película pero que transcurre de una forma entrañable, con sus partes cómicas y de drama.

En fin, no voy a comentaros mucho más, además de que os la recomiendo, sobre todo si estais buscando chica, pues después de la película tendréis ese toque dulzón y sentimental que quizás os falta de por sí. Y mejor no sigo hablando porque ya no sé ni qué digo… no me lo tengais en cuenta, por favor.Postdata: ¿Os he dicho que es un auténtico pastelón?

El último viaje del juez Feng… por suerte

Ayer, 11 de julio del año 32 del reinado de Juan Carlos I fui a los cines Babel de Valencia a ver la película “El último viaje del juez Feng” opera prima del director Liu Jie. De entre lo que había quizás era lo que más nos llamaba la atención, además de que había ganado algún que otro premio como el del Festival de Venecia, así que decidimos entrar y arriesgarnos. Pero nuestra audacia nos costó cara pues no siempre la opinión de los “expertos” que dan premios coincide con la de el público que va a ver la película.

La historia (al parecer basada en hechos reales) trata de un grupo de jueces que recorre con la ayuda de un caballo de carga los pequeños pueblecitos apartados de China para impartir una particular justicia. El argumento no pintaba mal pero la película resultó ser lenta de cojones, con bonitos paisajes y cancioncitas rurales que duermen hasta a Pocholo cargado de anfetas.

“A mitad camino entre la fábula y la crónica social, dotada de una fotografía a la altura de la gran belleza de esta región montañosa, este film agridulce plantea -con mucha audacia en una sociedad tan encorsetada- una profunda reflexión sobre el derecho individual y el ejercicio de la justicia” Jacques Mandelbaum (Le Monde).

Cuando se utilizan en una crítica valoraciones como buena fotografía, belleza de paisaje, audacia y reflexión… es porque es un “tostón”. Eso si, el sitio web de la película está chulo.

Atrapado en el tiempo… o mejor dicho, el día de la marmota

Pues aquí ando, probando el complemento del Firefox ScribeFire que me ha recomendado Ramiro, un compañero del trabajo. Y como no me gusta probar por probar voy a hablaros de la película que hoy está emitiendo el canal Cuatro, “Atrapado en el tiempo” de Bill Murray, aunque pasó a la historia como “El día de la marmota”. Hacía mucho tiempo que no la veía y haciendo zapping y ver que estaba comenzando me ha resultado imposible despegarme de la televisión.

Llamadme infantil pero se trata de una película que me encanta, de principio a fin. La actuación de Bill Murray (Phil Connors, un reportero de metereología que repite una y otra vez el mismo día) es maravillosa. Lo que comienza siendo una auténtica putada poco a poco Phil lo empieza a ver como una oportunidad que no puede desperdiciar para seguir sintiéndose mal nuevamente, pues la novedad pasa a ser monotonía y finalizar asumiendo su situación.

La verdad es que en su día viví mi propio “Día de la Marmota” con esta película. Resulta que por aquel entonces yo iba bastante a menudo a Madrid en el tren intercity y por tres veces seguidas esa fue la película que pusieron en el trayecto. Pero aún así, cada día que la veía me reía como el primero. Es una película especial… al igual que el ScribeFire, que de momento, si este post se publica correctamente también lo es 🙂

Addendum: Vaya, parece que no he sido el único que se ha acordado de esta película hoy y si no aquí tenéis un post de uno de los blogs de elmundo.es.

Problema con los subtítulos en las películas

Ultimamente, con eso de que aquí en Brasil en el cine se ven muchas películas en versión original subtitulada, me he podido fijar más en el sistema que los cines utilizan para colocar esos subtítulos. Normalmente el sistema más común es el de colocar las frases en la parte inferior de la pantalla con letras en color blanco, con lo cual, en las escenas donde hay mucho blanco es totalmente imposible poder leer lo que dicen. ¿Por qué no piensan un poco? porque deberían hacerlo… a mi por lo menos me jode un montón. Y a continuación os voy a poner con ejemplos de qué os hablo. Primeramente cogeré una escena de una película común y colocaré un texto como lo hacen en los cines, con letras blancas.

Uffff.. hay que hacer milagros para ver las letras, ¿verdad?. Pues imaginaros una escena de una película donde existen diálogos rápidos. No da, que lo digo yo, no da para leer nada… si es que es posible. Otra sistema que he visto yo que utilizan es el de poner las letras en color amarillo chillón, con lo cual normalmente mejora un poco la visibilidad pero como podéis ver en el ejemplo de abajo, tampoco mucho.

La verdad es que ambos sistemas (con letras blancas y amarillas) desmoralizan mucho y dan ganas de no ver ninguna película subtitulada. Y mi pregunta, ¿por qué no piensan “un poquito” y colocan un trazo negro fino alrededor de las letras? de esa forma siempre se podrá leer, en escenas muy claras (se notará el trazo) y en escenas muy oscuras (se verá la letra de color claro). Os pongo abajo un par de ejemplos de lo que quiero decir.

Pues nada, aquí dejo mi granito de arena para ver si alguien ve la luz… porque las letras os aseguro que no.