Mis veinte canciones preferidas

En ocasiones cuesta mojarse y establecer preferencias pero esta noche me he despertado y mientras me volvía a dormir he pensado ¿cuáles serían mis diez canciones preferidas? Me llegaban a la mente muchas pero al final me he quedado con aquellas que me han acompañado durante mi vida y que siempre que las escucho siento algo especial. Pero como la vida es larga diez ha resultado ser un número pequeño así que no tuve más remedio que aumentarlo a veinte. Serán buenas o malas, mejores o peores… pero son mis canciones, y aquí os las presento.

Como se suele decir, quizás no son todas las que están pero a buen seguro que están todas las que son. Descarto las bandas sonoras de películas que merece otro apartado, quizás otro día que me despierte a mitad noche.

Quitando la primera, olvidaros del orden.

Aline

Estudiar francés en la escuela y en el bachillerato tiene cosas como esta, que ponga la canción de Christophe como mi preferida. Desde la primera vez que la escuché, en clase, me costó sacármela de la cabeza. No tiene nada de particular, no tiene nada de especial, no tiene quizás una belleza singular… pero me gusta.

Moon river

No la voy a categorizar como Banda Sonora, aunque aparezca en una de esas películas maravillosas como fue desayuno con diamantes. Cuesta escucharla sin ponerse a cantarla. Qué grande Henry Mancini y qué grande Audrey Hepburn.

Moonlight shadow

Toda la música de Mike Oldfield tiene algo pero esta canción es especial por sí sola.

Pour que tu m’aimes encore

Pondría en esta lista 19 canciones de Céline Dion, pero me voy a quedar con esta maravilla.

Luka

Suzanne Vega, no me preguntes qué más ha escrito o cantado en su vida, pero Luka es Luka.

Esos ojos negros

Duncan Dhu es y será mi grupo español preferido, y esos ojos negros es “la canción” especialmente el día que la tocaron en el teatro Victoria Eugenia.

The river

The river, Bruce Springsteen. No hay más que decir.

Ne me quitte pas

Qué grande fue Jacques Brel. Nos dejó muchísimas maravillas pero este Ne me quitte pas es espléndido.

Brothers in arms

Dire Straits con Mark Knopfler más Brothers in arms, una combinación explosiva.

Poison

Alice Cooper y su Poison, que me recuerda a los viajes a la universidad en coche y que desde entonces forma parte de mi biografía.

Ma solitude

Volvemos a tierras francesas con Georges Moustaki y su Ma solitude.

It must have been love

Roxette me gusta, es moña, pero me gusta, y la película Pretty woman también, así que It must have been love lo une todo.

In the middle of a heartbeat

Más recuerdos de viajes a la uni con Helloween.

Monkey island

Qué gran juego de ordenador y qué gran banda sonora. Monkey Island me ha acompañado desde siempre como melodía de mi móvil y la tengo clavada en el corazón.

Canon en Re Mayor

Llámalo sentimiento, llámalo como quieras pero este Canon de Pachelbel es soberbio.

Into the west

¿Podría estar como Banda Sonora? Podría… pero es una canción y me acompaña en mis salidas a andar.

Tears of the Dragon

Más viajes a la uni con Bruce Dickinson.

Losing my religion

R.E.M., grupo genial y me gusta que pierdan cosas.

Himne de l’Exposició

Soy valenciano, es lo que hay, y cada vez que escuchó nuestro himno se me pone la carne de gallina.

Philadelphia

Y finalizo como finalizó la película Philadelphia, con esta canción de Neil Young.

Anuncios