Cuando crees que todos los GPS de móviles son iguales

Hoy va a ser una entrada corta, casi fugaz. Cuando compramos un móvil en muchas ocasiones comparamos el tamaño, el peso, la resolución de la pantalla o la cámara fotográfica. Pero en muy pocas ocasiones prestamos atención a un elemento bastante importante como puede ser el GPS.

¿Pero todos los GPS no son iguales? Pues no, no son iguales y puede haber grandes diferencias. En este caso yo dispongo de dos móviles: un Google Nexus 4 (lanzado el noviembre de 2012) y un Samsung Galaxy S4 mini (julio 2013). El otro día decidí salir a andar con ambos móviles en el bolsillo, y a ambos le puse la misma aplicación, RunKeeper. Esperé a que cogieran la máxima cobertura de GPS y me los metí en el bolsillo.

Al volver a casa decidí comparar el trayecto realizado en los dos móviles, y aquí tenéis el resultado.

Recorrido GPS en un Nexus 4 (izquierda) y un Samsung Galaxy S4 mini (derecha)
Recorrido GPS en un Nexus 4 (izquierda) y un Samsung Galaxy S4 mini (derecha)

Como podéis ver la diferencia fue bastante grande y esta diferencia se mantuvo durante todo el recorrido. Se trata de una zona al descubierto, sin edificios ni nada, por lo que las interferencias del GPS son mínimas.

En este caso, en un recorrido de unos 5 km hubo una diferencia de más de 200 metros entre lo que marcaba como realizado uno y otro, mayor en el Nexus 4 claro, dado que el GPS parecía que iba borracho de un lado a otro. De hecho si os fijáis en ocasiones parece que iba andando en medio del rio… y os puedo asegurar que no fue así 🙂

En fin, no se trata de poner de relevancia si un móvil tiene un GPS mejor o peor, se trata de mostrar que si estáis pensando compraros un móvil e interesados en utilizar su GPS con asiduidad, comparéis o busquéis opiniones antes en internet sobre cómo es el desempeño del GPS. Más que nada para no ir caminando por el agua como Jesús de Nazaret 😉

Anuncios