Apple iWork 2012, 2013, 2014,… ¿2015?

Enero 2009, Apple lanza su renovada suite iWork y la denomina, como no podía ser de otra forma, iWork 2009. Pages, Numbers y Keynote daban un gran paso para convertir a esta suite en una herramienta imprescindible si trabajas en Mac.

Septiembre 2012, iWork continua llamándose ’09’ y no porque hubieran decido mantenerlo como nombre único y oficial del producto, sino porque no ha recibido ninguna major release desde entonces. Únicamente se han distribuido algunas minor releases para adaptarlo a iCloud, el Auto Save, las versiones o particularidades del Lion, Mountain Lion o pantalla retina. Y mi pregunta es: Apple, ¿para cuándo una nueva versión de iWork para Mac?

No es posible, mejor dicho, no es perdonable el abandono al que Apple viene dando a iWork en los últimos años. Sé y destaco las muy buenas funcionalidades que la suite tiene. Keynote, por ejemplo, marca un antes y un después a la hora de realizar tus presentaciones. Pages consiguió que el procesador de textos tuviera algunas características propias de programas de maquetación tipo InDesign. Y Numbers tenía las capacidades básicas de una hoja de cálculo pero con una edición y presentación remarcable. Pero todas aquellas funcionalidades que nos hacían imaginar un futuro maravilloso se han quedado en el pleistoceno por la falta de actualizaciones y de incremento de funcionalidades.

Apple, nadie pide que tengan todo lo que el MS Office tiene, pero cualquier producto tiene unos ciclos que si fueran batidos del corazón harían que el iWork hoy en día estuviera casi muerto. No le ha salvado ni las nuevas versiones que se han creado para iOS y que nos dieron esperanzas de que había “alguien” pensando y desarrollando en iWork. Pero no, parece que se han centrado en que el iWork de iOS sea lo más parecido al iWork de Mac… punto.

En fin, veamos si Apple para Papa Noël o para los Reyes Magos nos sorprende con alguna nueva versión de iWork.

Steve Jobs, 1955 – 2011

Poco más que decir. Apple, Pixar, iPod, iPhone, iPad… Un enorme talento y una vida dedicada a sus compañías y, porque no decirlo, a nosotros. Sus juguetes tecnológicos han ido cambiando al mundo. En fin, descanse en paz.

Steve Jobs, Stanford 2005: “No one wants to die. Even people who want to go to heaven don’t want to die to get there. And yet death is the destination we all share. No one has ever escaped it. And that is as it should be, because Death is very likely the single best invention of Life. It is Life’s change agent. It clears out the old to make way for the new. Right now the new is you, but someday not too long from now, you will gradually become the old and be cleared away. Sorry to be so dramatic, but it is quite true.

Your time is limited, so don’t waste it living someone else’s life. Don’t be trapped by dogma — which is living with the results of other people’s thinking. Don’t let the noise of others’ opinions drown out your own inner voice. And most important, have the courage to follow your heart and intuition. They somehow already know what you truly want to become. Everything else is secondary.”

Steve Jobs RIP

SugarSync crash en MAC OS X Lion

Antes de nada quiero decir que no sé si de lo que voy a hablar es un error típico de la instalación del SugarSync Manager en OS X Lion o es algo particular por la configuración de mi plataforma, pero de todas formas lo publico aquí por si a otra persona le ocurre.

Partimos de que he instalado la versión “1.9.29.75511.20110612” del cliente para MAC, que teóricamente ya resolvía algunos problemas con el OS X Lion. La cuestión es que tras la instalación, y cuando intentaba ejecutar el Manager, siempre fallaba y desaparecía el proceso.

Revisando los logs internos del SugarSync vi lo siguiente:

[ScFsWatcherMac.cpp:205 ScXfsMonitorDClient failed to start because scxfsmond is not running. connect error 2 (No such file or directory)]

Estaba claro que el daemon scxfsmond no estaba funcionando, así que lo intenté lanzar a mano con la sentencia:

$ /bin/launchctl load /Library/LaunchDaemons/com.sharpcast.xfsmond.plist

Y obtuve:

launchctl: Dubious permissions on file (skipping): /Library/LaunchDaemons/com.sharpcast.xfsmond.plist

nothing found to load

Quiere decir que por alguna razón que desconozco, el instalador había colocado este archivo con permisos y propietarios no correctos. Así que hice que el archivo fuera de “root:wheel” y posteriormente lo dejé con los permisos “-rw-r–r–“. Et voilà, a partir de ahí el daemon ya arranca y el SugarSync Manager está funcionando.

En fin, aquí lo dejo por si a otro le ocurre lo mismo.

¡¡Enhorabuena!!

Hoy podría retomar este blog hablando de la victoria del Barça en la Champions, o de los “indignados” concentrados en las plazas, o del resultado de las pasadas elecciones,… pero no, hablaré de algo más terrenal y cercano, de mi cuñado Kiko.

Pues parecía mentira, pero aquel mocoso que conocí hace tropecientos años y que me golpeaba con la cadena del perro acaba de terminar COU (o como se llame ahora). En un par de semanas le espera la Selectividad y sólo te digo una cosa ¡¡no te confíes!!

En fin, que ¡enhorabuena cuñao!, me alegro mucho que te estés convirtiendo en una persona de provecho 😛

¡¡5 euros de ahorro!!

La lluvia ha hecho acto de presencia hoy, y además con fuerza. En cuestión de minutos el cielo se ha ennegrecido (quien lo desennegrerá jejeje) y acto seguido el agua ha comenzado a caer alegrándome el día pues ya tenía el coche hecho una mierda. ¡¡5 euros me he ahorrado del túnel de lavado!! me he dicho.

Inmediatamente a la lluvia se le ha unido un amigo nada deseado, el granizo. Con el coche en la calle, mal vamos, los 5 euritos ahorrados podían pasar a X euros gastados en reparaciones. Esto se asemejaba a un día de nervios en la bolsa. Por suerte el “amigo” ha durado poco y se ha ido a otro lado por lo que al final he recuperado el aliento y he mantenido los 5 euros de ahorro.

Una vez llegado a casa he visto el barranco, ese que transcurre casi vacío todos los días, con un caudal más que importante, pero aún lejos de sus límites. Viniendo de Valencia y de una zona cercana a riadas (al menos hace 20 años) tener un barranco al lado siempre da respeto.

Agua en Rubí

En fin, aprovecho este post para subir una foto de hace un par de días donde el cielo parecía estar trazado con escuadra y cartabón. Una de esas postales que raramente se ven pero que ahora, en la era digital, puedes compartirla de forma rápida.

Rubí anochecer

Sufrir y animar al Levante… no tiene precio

Duelo de titanes, o mejor dicho de cuñados puesto que uno es del Real Madrid y el otro del Levante, este fin de semana pasado en el estadio del Levante. El Real Madrid se enfrentaba al recién ascendido equipo granota en uno de esos partidos en los que en la quiniela ni los colores hacen que no pongas un “2”. Al final hubo tablas en el marcador y reparto de lloros y alegrías entre los cuñados 🙂 En mi caso, como soy del Valencia (y si no hay enfrentamiento directo también del Levante) pues contento.

Pero el motivo de esta entrada del blog no es remarcar este resultado, más bien es para resaltar el paso a la fama de mi suegro y cuñado en los medios de comunicación 😛 Un simple papel hizo que se hicieran eco tanto el diario SuperDeporte como Televisión Española.

Mi suegro y cuñado en Superdeporte
Mi suegro y cuñado en Superdeporte

Y para finalizar sólo un comentario. ¡¡Kiko aprende de tu padre y en la próxima abre los ojos!! Sé que algún día volverá a su buen juicio y regresará al Valencia… pobrecito. El otro cuñado ya lo tengo perdido siendo del Real Madrid. En casa lo queremos pero nos toca hacer un gran esfuerzo pues ya se sabe aquella frase que dice “El bon valencià és del València o del Llevant, el valencià mal parit és del Barça o del Madrid”. Ahí queda eso. Amunt València… y bueno, ánimos al levantinismo. Este año con un poco de suerte no volvemos a bajar.