El efecto chiki chiki

Hola gente. Hace milenios que no escribo nada pero los días pasan y mi mente no deja de pensar en una cosa… el chiki chiki. Si, lo reconozco, mi amor patrio hizo que el pasado sábado estuviera frente al televisor viendo el mega espectáculo de Eurovisión. Fui uno de los casi 14 millones de españoles (o gente que vive en España para ser más precisos) que contempló ensimismado como Rodolfo Chiquiliquatre danzaba guitarra en mano haciendo el brikindans, el crusaito, el maiquelyason y el robocop. Y yo me pregunto, ¿qué ha ocurrido para que España haya llevado a semejante friki al festival de Eurovisión? Pues que televisión española, nuestra querida TVE que tanto amor le profeso, quiso hacer caja… y la hizo, al igual que laSexta aunque de diferente forma.

El efecto chiki chiki se veía venir puesto que es a eso a lo que te arriesgas si dejas en manos del público la elección de nuestro representante. Poderoso Don Dinero que a base de mensajitos de móvil y llamadas a 905 hizo que TVE dejara a un lado el “visión” y se centrara en el “euro”. ¿Qué esperaban? me pregunto… pues no esperaban nada, su único objetivo era recaudar y bien que lo hicieron. Qué sorpresa que se llevó la Raffaella Roberta Pelloni, más conocida como Raffaella Carrà, cuando en la última gala los votos abrumadores y guasones del público hicieron de Rodolfo Chiquiliquatre nuestro representante eurovisivo. Incredulidad, estupefacción, horror y náuseas sintieron los famosos que acompañaban a la Carrà y al ex-jubilado Uribari en tan nefasta noche. Ya no se podía dar marcha atrás y citando al griego Menandro todos dijimos “¡que rueden los dados!” y a ver que sale de todo esto.

Y vaya si salió, una auténtica mierda pinchá en un palo, un puesto 16 que bien podría haber sido el 25 si no fuera porque por suerte en Eurovisión también hay hambre de recaudación y los móviles y los 905 hicieron de Rusia una más que justa ganadora, simplemente porque sus apoyos generaron más dinero que el de otros países. La votación tuvo menos emoción que el Valencia – Atlético de Madrid de la última jornada de la presente temporada. Una auténtica pachanga en la que los países votaban a los otros bajo una simple regla de tres marcada por la nacionalidad de sus inmigrantes. Sólo eso explica que España lleve dos años seguidos dando sus Twelve Points a Rumanía.

En fin, que me parece un auténtico estupor que España seleccione a su representante por número de euros recaudados y Europa elija al ganador de Eurovisión bajo el mismo lamentable y poco ético rasero. Espero que para el próximo año TVE decrete el senatus consultum ultimum y otorgue a Uribari poderes ilimitados para la la protección del festival de Eurovisión. Insha’Allah.

Pero mucho me temo que todo continuará de la misma forma y poderoso Don Dinero reaparecerá el año que viene para llevar a Chiquilicinco, y después a Chiquiliseis… y así hasta que los saldos de los móviles se hayan agotado.

Y por último, una reflexión como amante del fútbol. ¿Por qué en el próximo Mundial los integrantes de la selección de fútbol no los elegimos democráticamente los españoles mediante nuestros móviles? Ya lo estoy viendo… “Envía un mensaje al 3354 con la palabra RAUL SELECCION” si quieres que Raúl vaya al Mundial. Ufffffffff… espero que nadie de las televisiones lea mi blog.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s