Fascistas y antifascistas… ¿cual es la diferencia?

Quitándome unos minutos maravillosos de mi sueño, que últimamente es bastante escaso, no podía dejar pasar hoy para hacerme una pregunta en público (aquellos que transitáis por la red). Y la pregunta es, ¿realmente hay tanta diferencia entre los grupos fascistas y los grupos antifascistas? A mi juicio, y aunque parezca algo raro, creo que no existen fascistas o antifascistas, sino que existen violentos y violentos.

Hace años que creo que las ideologías dejaron paso a las ganas de darse de hostias. Se aprovecha cualquier cosa para agruparse en pandas y salir a la calle con la mentalidad de ver con quien se enfrentan. Este es el caso de los violentos de los equipos de fútbol que lucían con orgullo sus banderas con el águila cuando por edad o por mente no tenían ni puñetera idea de qué ocurrió en aquella época de España.

Pero en los últimos días me ha llamado la atención cómo se ha utilizado el término fascista o antifascista para referirse a los violentos que destrozaban contenedores, agredían a la policía, rompían escaparates o daban una paliza a cualquiera por el mero hecho de pasar por allí. Es de lamentar el hecho del asesinato del joven de 16 años en el metro de Madrid a manos de fascistas cuando al parecer se encontraron con un grupo de antifascistas que iban a “reventar” la manifestación convocada por Democracia Nacional (gracioso nombre, todo hay que decir). A ver, si los llamados fascistas van a realizar una manifestación ¿qué esperaban que iba a ocurrir acudiendo grupos antifascistas a “reventarla”? Murió una persona, pero podrían haber sido muchas más,… de un lado y del otro.

Luego se convocan manifestaciones antifascistas, como las ocurridas en Barcelona, donde su única palabra es lanzar piedras a la policía, enviar al hospital a un policía de la secreta y destrozar todo lo que se encuentran a su paso. ¿Y estos son los que nos van a proteger de los fascistas? no sé que es peor, si lo uno o lo otro, de verdad. Se trata de “educación”, “comprensión” y “luchar con armas democráticas” no con piedras, palos, puños de metal o bates de baseball… por uno y por otro lado.

Y no quiero ya sacar el tema de los movimientos antiglobalización… que tienen a mucho violento infiltrado. Me parecen estupendos los antisistema, antiglobalización, antifascistas, etc., pero por favor, que no sean también antidemocráticos. Tan malos son los que intentan imponer con la violencia sus creencias fascistas, como los que utilizan los mismos métodos para imponer justo lo contrario. Aunque, como comencé al principio, me sigo haciendo la misma pregunta ¿realmente tienen esas creencias o aprovechan la coyuntura para dar salida a su violencia?

Me quedo con una noticia que se produjo en el 2001: “200 radicales (antifascistas) arrasan el barrio de Sants de Barcelona en protesta contra el Día de la Hispanidad”. ¿Por qué buscas en google “manifestación antifascista” y muchas noticias están relacionadas con incidentes, heridos, altercados, ….? ¿no es esta también una actitud totalmente “fascista”?

No nos engañemos, no hay fascistas ni antifascistas… hay VIOLENTOS. Por cierto, en esta opinión he ido intercalando fotografías de actos de fascistas y de antifascistas… yo no veo tanta diferencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s